diumenge, 12 d’octubre de 2014

Vaya INVIERNO se presenta.

Bona nit..

Bueno, como lo mío además de la astronomía, es también la meteorología, y como que se que esta no es una ciencia exacta,, pues voy a hacer mis previsiones, basándome en la SABIDURÍA POPULAR.

A ver,, antes de nada, decir que las previsiones estacionales,, esas tan divertidas con las que nos entretienen cada año los centros de previsión, y son poco más que eso, un divertimento,, apuntan a un otoño normalito, un invierno que empezaría también normalito tirando a suave, y que en febrero y marzo nos haría abrigarnos de lo lindo, además de dejarnos con la nieve al cuello.

Bien, dicho esto, vamos a lo que decía, la sabiduría popular. En esta ocasión me he fijado en "els plomalls de les canyes", o sea,, los plumeros de las cañas y en las hormigas, esos insectos que a tantos les irritan y les divierte pisar.

Según reza la tradición, si "els plomalls" salen a final de verano y principio de otoño con fuerza y volumen, el invierno será especialmente crudo, ignoro que lógica o el porque (no tengo esos conocimientos de botánica desafortunadamente) del asunto, pero si hemos de hacer caso de este signo, este año LO VAMOS A FLIPAR,, porque no son grandes, son lo siguiente, ENORMES!!!, y para muestra un botón:


No recuerdo haberlos visto tan grandes en los 8 años que llevo viviendo en Lliçà d'Amunt, o sea que preparemos la leña, o como en mi caso gas-oil, el abrigo y la bufanda, aunque de momento, el verano se está alargando, pero eso tampoco es nada extraño, aunque aún oigamos aquello de "no recuerdo ningún año que a mediados de octubre hiciera tanto calor", típico, dada la memoria de 2 telediarios que tenemos y con el cachondeo del cambio climático.

También otro signo a tener en cuenta son esos bichitos, las hormigas, que este año también andan como locas aprovisionandose para el invierno, y si no que se lo digan a mi mujer que está hasta las narices de encontrarlas por todas partes... Hemos visto durante los últimos días largas, larguísimas hileras de estos insectos con simientes, vegetales, bocatas de calamares, y todo tipo de provisiones que llevaban al hormiguero, que en algunos casos más parece el World Trade Center que un agujero en el suelo... En este caso imagino (que tampoco lo sé seguro), que se trata de ese sentido que los humanos hemos perdido y que el resto de seres aún conservan, y que les ha ayudado a sobrevivir a lo largo de millones de años sin televisión, Internet, ni nadie que les diga lo que deben hacer, se llama INSTINTO, ahí las tenemos a pie de suelo:


Veremos quien gana, los centros de previsión, la naturaleza, o ninguno.
Existen muchos otros métodos, algunos realmente peculiares, uno de los más populares son las CABAÑUELAS, pero para ese ya voy tarde, el año que viene le echaremos un vistazo a los borreguitos del cielo a ver que dicen.

De momento, seguiremos la evolución a ver como va la cosa, y así, podré o no mandar al carajo las previsiones y fijarme en plantas y animales, que según dicen, estos SÍ que saben, lo que si espero es que los puñeteros mosquitos se larguen de una vez, porque si son signo de algo, se están aprovisionando de sangre a base de bien, vaya veranito que nos han dado, y encima siguen ahí CHUPANDO, realmente son unos "DESPRECIABLES CHUPASANGRE", más o menos como los políticos, pero sin traje ni maletín (es lo único que los diferencia).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gracias por el comentario (o no, cuando lo lea te lo digo)...